Presunta ejecución



COZUMEL, 21 de junio. - Calcinado fue encontrado el cuerpo de una persona que llevara el nombre de Juan José Larre Cabrera en la colonia Magisterio al Sur de la isla de Cozumel. Las propias autoridades de la procuraduría de justicia no han determinado si el fuego surgió luego de un accidente vehicular o fue provocado, tan es así que solicitaron colaboración a la Procuraduría General de la República (PGR) para que les envíe un perito experto en incendios para determinar si fue ocasionado ya que existen suposiciones en el sentido que se trataría de una ejecución por algunos indicios en la camioneta siniestrada.
El espeluznante suceso tuvo lugar en la manzana 100 lote 49 de la colonia Magisterio a las 05:22 horas, cuando los vecinos salieron alarmados al ver que la camioneta marca Ford tipo Windstar de color dorado con placas de circulación UUU-87-33/ de Quintana Roo estaba envuelta en llamas, por lo que dieron parte a los cuerpos de emergencia, llegando al lugar los bomberos para sofocar el incendio.
Esta camioneta estaba justo atrás de un automóvil de la marca Ford tipo Fiesta con placas UUN458 propiedad de Abraham Castro Pérez, cuyo vehículo se incendió también y empezó a consumirse con el fuego desde la parte trasera adentrándose las llamas a la unidad a la que dañó en su mayor parte a pesar de que el fuego no alcanzó a la parte delantera.
Al lugar llegaron los bomberos que utilizaron 5 mil litros de agua y 9 kilos de polvo químico seco para sofocar el fuego que consumió en su totalidad la camioneta Windstar, sólo que al sofocar el fuego, los bomberos se acercaron al vehículo a inspeccionarlo pero grande fue su sorpresa que vieron en el asiento del copiloto a una persona de sexo masculino calcinada.
Inmediatamente se dio parte al Ministerio Público del Fuero Común, que envió a un agente para dar fe de los hechos y a elementos de la Policía Judicial para empezar las investigaciones, de igual forma llegó personal de Servicios Periciales para el levantamiento del cadáver.
Al ser trasladado el cuerpo sin vida a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), el personal encontró en una de las bolsas del pantalón una cartera de color negro en la que había una licencia de conducir a nombre de Juan José Larre Cabrera, de 40 años, que en base a lo declarado por Blanca Aracely Chablé Cabrera, encargada de Servicios Periciales, infiere que la camioneta pudo haber chocado con su parte frontal a la parte posterior del automóvil tipo Fiesta y producirse el fuego, aunque en ninguna de las dos unidades se les observaba abolladuras, e indicó que falta que le practiquen la necropsia de ley al cadáver para determinar las causas de la muerte, además se va realizar la criminalística de campo para también determinar si hubo un choque entre ambos vehículos o si fue un hecho provocado.
Otro de los datos vertidos por la perito es que “vimos una herida en la frente, no sabemos si es una fractura, la necropsia tiene que arrojar si es una herida o algo producido por el fuego”, aunque tres horas más tarde se retractó al especificar que no se trataba de una herida sino de un trozo de piel separada, asimismo agregó que el cuerpo tenía algunos órganos intactos pero la mayor parte quemados.
La esposa del hoy occiso y un sobrino, acudieron a las instalaciones de la procuraduría de justicia para identificar por medio de las fotografías el cadáver e iniciar el proceso para reclamar el cuerpo a fin de darle cristiana sepultura; ante las autoridades reconocieron que el vehículo calcinado le pertenecía al fallecido y que desde la tarde del jueves lo dejaron de ver.
No obstante, en la misma procuraduría de justicia tienen la idea de que el suceso pudo haber sido provocado, por eso solicitaron a la PGR de la ciudad de México, el apoyo de colaboración, esto con la finalidad de que un perito experto en incendios pueda viajar a la isla de Cozumel a trabajar en la búsqueda de posibles indicios de químicos que pudiesen haber sido utilizados para incendiar el vehículo, aunque la llegada de este profesional podría darse en el transcurso de la próxima semana.
Entre los habitantes de la cuadra surgieron cuestionamientos del por qué la camioneta siniestrada y el automóvil no tenían ninguna abolladura, que Juan José Larre Cabrera estuviese sentado con las piernas sumamente abiertas y la cabeza hacia atrás hacia el lado izquierdo con los brazos abiertos y no en una posición fetal o intentando abrir la portezuela.
Vecinos contaron que a esa hora solamente escucharon un trueno que piensan fue de una de las llantas que se quemaba y al asomarse vieron encendida en su totalidad el interior de la camioneta lo que se les hace extraño porque un cortocircuito despediría primero un denso humo y las llamas avanzarían del cofre hacia el tablero del vehículo lo que le daría tiempo al conductor y pasajero salir rápidamente.
Hasta el cierre de la edición, la procuraduría de justicia no había dado a conocer el resultado de la necropsia.
La mayor parte de los lotes de la colonia Magisterio son propiedad de maestros y se caracteriza por ser un asentamiento tranquilo, se encuentra a un kilómetro atrás de la procuraduría de justicia y cerca de una extensa zona de selva en la zona sur.
Entre los vecinos piensan que esta cuestión se trató de una ejecución por varios indicios que no aparentan que el fuego se haya producido de la nada.





 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!